¿Qué es lo que estudiaste para llegar donde estás ahora?

Estudie Arquitectura superior, y luego han sido años de trabajo en un gran estudio de arquitectura, posteriormente con promotores y con una empresa de project management que me han servido para entender lo que es el mundo en donde me muevo.

¿De dónde consigues la inspiración, como te inspiras para tus nuevos proyectos?

Del mismo local tienes que sacar sus puntos fuertes y posteriormente la inspiración viene de referencias, de películas, libros, novelas, vivencias, viajes y de todo lo que mis ojos pueden percibir en el mundo. Todo ello lo agrupo y cuando viene la inspiración es con el conjunto de todo.

¿Qué es lo que más te gusta del mundo del interiorismo?

Poder hacer felices a los que habitan o usan espacios diseñados por mí.

¿Si tuvieras que definir tu estilo como lo describirías?

Un clásico contemporáneo, un minimalista barroco en el sentido de tener solo lo primordial, pero entendiendo que muchas veces lo primordial es un sin fin de cosas. Soy colorista, alegre, refinado y único.

¿En la planificación de un proyecto que es lo primero que tienes en cuenta?

Las necesidades del cliente tanto en tiempo, en estilo y en presupuesto

¿Qué les recomiendas a las personas que compran un local para convertirlo en un restaurante? ¿Qué es lo que deben tener en cuenta?

Licencias, y que tenga salida de humos, porque si no puedes tener líos al intentar ponerla.
A partir de ahí cada local y concepto es distinto y, por tanto, hay locales que se adaptan a todo, sin embargo por pedir, que tengan buena iluminación natural, una gran fachada y techos altos.

¿Si tuvieras tu propio restaurante, como lo diseñarías y decorarías?

Sería un sitio de experiencias, sería elegante, colorista y con un toque de diversión y de sorpresa.
Me gustaría que tuviera los techos altos, pero al mismo tiempo espacios dónde al jugar con alturas más bajas se crean contrastes y sorpresas. Me gustaría tener una terraza con vistas, y muy ajardinada.

Jean Porche