¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión? 

Que es un arte que influye en todos los sentidos en la salud y en la vida.

 

¿Tienes alguna experiencia que te haya marcado, algo para recordar?

Darme cuenta de que los alimentos tienen un efecto en el cuerpo. A partir de ahí todo cambió en mi profesión, pues tomé conciencia de que soy responsable y partícipe de la salud de mis comensales.

 

¿Crees que es importante una buena formación? ¿O con prácticas ya vas preparado?

Es importante una formación, pero si no practicas no lo incorporas. Saber es hacer.

 

¿Qué consejos le darías a alguien que estuviera empezando en el mundo de la cocina? 

Se abre todo un universo por explorar. Yo les recomendaría siempre ir hacia el sentido común de las cosas. Alimentar es nutrir, y dependiendo de donde nos metamos, podemos influir de una manera u otra. Cuanto más natural sea, más vida obtendremos.

 

¿Cuál es tu plato favorito?

Un mango tal cual, y también un buen batido de mango, maracuyá y naranja.

Si solo pudieras comer un alimento o un tipo de sabor, ¿Con cuál te quedarías?

Con el alimento que contiene la información original, cuanto más puro, más auténtico, y de eso te beneficias.

 

¿Qué producto consideras indispensable en tus platos?

El agua

 

¿Qué tipo de cocina te apasiona?

La deshidratación y la fermentación

 

Si solo pudieras cocinar un plato, ¿Cuál sería?

Pan Esenio Contemporáneo. Es un pan hecho a base de trigo germinado, molido y secado al sol. Es una receta ancestral que se hacía en la época de Jesucristo.

 

¿Qué mensaje quieres hacer llegar a tus alumnos?

Que agranden la ensalada y que no se queden con la receta solamente, que se queden con la técnica, porque ahí obtendrán infinitas recetas. Y lo último, que se pregunten, ¿De dónde vienen las cosas?, ¿Quién ha hecho eso que tienes en tus manos para cocinarlo?, ¿Qué ingredientes tiene? ¿Influye positivamente en ti y en tus comensales? Esas respuestas te llevarán a poner sentido común a tu cocina y a tu vida.

Entrevista a Javier Medvedovsky